Global]]

los minerales

Conectar con la energía de los minerales
wpid-PIA17652color_690x505_610x446-2013-12-5-09-38.jpg
La sintonización con el cristal consiste en neutralizar la mente y desde la serenidad percibir. Cuando uno armoniza con un cristal este se vuelve espejo y refleja la luz hacia la conciencia.

Después de limpiar el cristal podemos programarlo, es decir, indicarle o pedirle ser utilizado para algo muy determinado que nosotros u otras personas necesiten. Hay que tener mucho cuidado con lo que pedimos al programar un cristal, deberíamos meditarlo antes de hacerlo.

Como hemos comentado en el apartado anterior, además del procedimiento pautado que vamos a exponer a continuación, en el momento de preparar y programar un cristal también podemos guiarnos a través de nuestra intuición y percepción, ya que en éste tipo de labores lo más importante es la intención clara, limpia y de corazón, así como un estado físico, mental, emocional y energético equilibrado para que las energías se muevan en el sentido más conveniente.

Los minerales y los cristales son herramientas que nos pueden ayudar y acompañar en nuestros procesos personales pero no hay que olvidar que somos nosotros mismos los responsables de estos procesos y también nosotros mismos quienes tenemos el poder de cambiar nuestras vidas a través de un trabajo personal consciente.

Igual que en la limpieza y preparación de los minerales, para conectar con ellos y programarlos existen diferentes formas, dependiendo de la sensibilidad y canal de la persona. No es necesario un ritual demasiado complicado para realizar la programación, aunque en ocasiones también se utilizan los rituales clásicos.

Si se trata de una programación sencilla y la persona tiene unos conocimientos básicos, esta sería una buena forma de hacer la programación:

– Escoger un lugar y un horario en el que no sea molestado.

– Invocar un nombre divino antes de empezar, es decir empezar (y acabar) con una oración.

– Encender un incienso para purificar (preferiblemente mirra).

– Encender una vela blanca.

– Tomar una posición para meditación que nos resulte cómoda.

– Colocaremos el cristal frente a nosotros.

– Visualizaremos y sentiremos como nos arraigamos en la tierra.

– Visualizaremos y sentiremos como conectamos nuestro séptimo chakra con el universo.

– Cuando nos sintamos conectados, abriremos nuestros chakras y llevaremos la luz blanca del universo a nuestro corazón.

– Realizaremos varias respiraciones profundas y lentas.

– Situaremos nuestras manos abiertas a la altura del corazón con los brazos ligeramente extendidos.

– Visualizaremos y sentiremos como la luz blanca, que sale de nuestro corazón, forma un triangulo con nuestras manos y nuestro sexto chakra, que será el vértice superior.

– Concentrarse en el cristal, sintiéndolo y conectando con él y le enviaremos un rayo intenso de la luz blanca de nuestro triangulo.

– Esperaremos un tiempo (puede variar según la persona y el trabajo) hasta que sintamos que nos llega una respuesta (en forma de luz, símbolo, calor, etc.).

– Cuando sintamos profundamente esa conexión pedir permiso al universo y seguidamente exponer nuestra petición clara y concisa.

– Si estamos atentos sentiremos su respuesta.

– Seguir conectados a toda esta energía un poco más y estar atentos para sentir cuando se ha conseguido la programación. En este momento se pueden sentir varias cosas dependiendo del grado de sensibilidad de cada uno.

– Agradecer al nombre divino y al universo su ayuda y respirar profunda y lentamente. Aquí podremos dar por finalizado el trabajo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s