Global]]

Las Enseñanzas de Joromoka Ainsi

Las Enseñanzas de Joromoka Ainsi
wpid-Mudra+manosncruzadas.-2013-11-6-12-34.jpg

Joromoka Ainsi es un Maestro del Antiguo Egipto, de la época de Ramses II.

Sus padres eran estudiantes de Matemáticas, Medicina, Astrología, Metafísica, Filosofía….

Todos estos conocimientos se los pasaron a él, su hijo Joromoka, y este ha querido pasármelos a mi junto con lo que él siguió aprendiendo.

Son muchas sus lecciones y maravillosas las experiencias que con sus instrucciones viví, y he decidido sacarlas a la luz para que por lo menos esos conocimientos estén al alcance de quien quiera leerlos, aunque no los sienta, ya que para vivirlos sería interesante asistir a un taller de “Conocimientos Ancestrales Vivenciales”.

Las Cosas Pequeñas.

La sustancia de la vida se encuentra en las cosas pequeñas, diminutas. Para encontrarlo necesitas poner atención, es la maravilla de la vida, prestar atención a esos pequeños detalles que nos hacen felices, que dan sentido a nuestra vida diaria. Observemos desde el amor y desde el corazón todo eso pequeñito que nos rodea, y  sintamos la sensación que nos produce. No razonemos su valor. Intentemos hacerlo durante unos días para ver cómo nos cambia la percepción de la vida, como nuestra existencia se hace más alegre, con más sentido, con mas motivación,  de todo lo pequeñito que nos rodea tenemos que alegrarnos, de todo lo simple. 

La simpleza unida con el amor nos comunica con la grandeza de nuestro corazón.

Como ir perdiendo lastres.

Los efectos consecuentes de nosotros mismos, están detrás para impedir nuestra evolución, debemos ser capaces de romper las cadenas que nos unen a esos lastres, “SIMPLEMENTE HACIENDO EL ADEMÁN DE PEGAR UN TIJERETAZO POR DETRÁS”.  

Sentiremos como eso que nos cuesta tanto arrancar lo vamos perdiendo,  como nuestro caminar se aligera y nuevas esperanzas y  caminos se van abriendo frente a nosotros. 

Corta, no sigas arrastrándolo, el abandonar esas sobrecargas te hace mucho más receptivo a la vida, esa apertura y esa agilidad son puertas que se van abriendo en tu camino, una tras otra, todas llenas de luz, llegarás al último portal,   inmenso, deslumbrante, ya no necesitarás ver nada puesto que lo tienes todo, has realizado la progresión espiritual de tu vida.  

wpid-ligera-2013-11-6-12-34.jpg

Tocad la cabeza de los niños.

Este gesto lo vemos frecuentemente en imágenes de Jesús y de santos.

Los niños están conectados con la Sabiduría, con Dios, con el Cosmos hasta los 4 años, de esta forma aumentamos el tiempo en que el Espíritu Santo les da esa luz que solo ellos poseen.

wpid-Jesus-para-ninos-2013-11-6-12-34.gif

El Mudra de las Manos Cruzadas.

Comparto con vosotros tal y como se me ha comunicado “El Mudra de las Manos Cruzadas”. Es muy bueno para traer calma interior y utilizarlo en situaciones con personas con las que no nos encontramos cómodos.

Comprobadlo.

wpid-Mudra+manos+cruzadas..JPG-2013-11-6-12-34.jpg

Mª del Mar
Este mudra es potentísimo. He comprobado que funciona de maravilla, no solo para lo que comentas -lo cual he comprobado varias veces- sino que además es un mudra para ponerte al servicio del corazón: sentir actuar desde el corazón.Esta sensación me llega muy clara. 
Gracias, preciosa 
Un beso 
Marisa 

El Viaje de la Vida.

Saludos entre Jhoromoka y yo.

La ilusión por vivir, la ilusión por nacer, la ilusión por venir a esta vida. Eso no tiene parangón para vosotros, no sabéis la ilusión con la que os preparáis para venir aquí. Es como preparar un gran viaje, un viaje de vacaciones idílico con él habéis soñado toda la vida. Esa es la actitud cuando estáis preparando el viaje a este plano, es verdaderamente bonito la preparación, es igual que preparar la maleta, llevo esto, llevo lo otro, esto por si acaso, No, No, esto no lo voy a llevar porque es un trasto y no lo voy a necesitar. Igual que preparar la maleta para un gran viaje, tu vestido de gala, el traje de baño, un abriguito por si hace frió, que no me falte de nada. También hay viajes de montaña mucho más austeros, donde coges una mochila y metes lo justo, pero la ilusión por esa gran aventura es la misma, da igual que traigas mucho que traigas poco. Todo viaje entraña un riesgo y el de la vida también, en un viaje tu decides donde vas, que medios de transporte utilizas, mas seguros, menos seguros. En la vida igual, eliges el lugar más seguro, menos seguro, más de placer, más de crecimiento interior, más tipo Camino de Santiago, de montaña, de senderismo. Tú eliges y eso es lo que vas a vivir, con el riesgo, la aventura y la incertidumbre que proporcione el libre albedrío, el viaje de la vida, el gran viaje.

Si la vida tuviese diferentes metas, diferentes finales, no sabríamos cuál elegir, pero nosotros traemos un final definido, un final concreto y ese final, esa meta es la realización de un aprendizaje, en cuanto nosotros hemos aprendido lo que hemos venido aquí a aprender, nuestra vida ya no tiene sentido, ya debemos cambiar de plano, ya el estar aquí no nos motiva, de ahí que unos fallezcamos antes y otros después, es cuando finaliza nuestro aprendizaje. Hay veces que por muchos años que vivamos ese aprendizaje no se llega a realizar. No pasa nada, preparamos otro gran viaje, con la misma ilusión y no porque vayamos a repetir curso la ilusión disminuye, sigue siendo la misma. La vida no tiene necesidad de distracciones, pero nosotros igual que un viaje programado con ciertas excursiones, ciertas visitas, disponemos de tiempo para distraernos, ver escaparates, comprar souveirs y cosas que no nos valen para nada. En nuestro gran viaje a al vida, también hacemos lo mismo. Lo tenemos todo organizado, todo muy bien programadito para no perder tiempo y que sea todo lo más fructífero posible, para tener el mayor aprendizaje posible, pero también tenemos nuestro ratito para ver souvenirs, ver tiendas, sentarnos en una terraza u oyendo el sonido del río, ver el cielo, las nubes, esos ratitos de placer también los tenemos aquí en el gran viaje de la vida.

El gran viaje de la vida es un largo camino que recorremos minuto a minuto, segundo a segundo pero disfrutando de el. Si lo sufrimos, si nos enfrentamos a este viaje de la vida, es mejor no hacer ese viaje, es exactamente igual que un viaje, no hagáis ese viaje, viajar para sufrir no vale la pena, quedaros en el universo, quedaros en el cosmos, allí estamos bien todos, no viajéis, no hagáis el viaje. El viaje es de pleno disfrute, de pleno gozo, y si no, no hagáis ese viaje.

Es cierto que en los viajes nos extresamos por querer ver demasiado. No hay que hacerlo así. Si hay que volver al lugar a profundizar mas, a conocerlo mejor se vuelve. En la vida tenemos un limite de tiempo, en nuestra alma no hay limite de tiempo, podemos volver siempre que queramos pero siempre dispuestos a disfrutar, siempre dispuesto a vivir y a luchar, pero disfrutando, gozando con ello.

El viaje de la vida, nuestro gran viaje, no debemos desaprovecharlo, es un viaje para aprender, para ver, para visitar cosas, para experimentar, para probar todo lo que esté a nuestro alcance, es un gran viaje. Haces lo mismo que harías  si coges un avión y te vas a Rusia, experimentas lo máximo teatros, ballet, danzas, comidas, costumbres, experimentas lo máximo e intentas aprovechar el máximo tiempo posible. En el viaje de la vida tienes que hacer lo mismo, ¿pero te acuerdas que hablábamos el otro día de las tierras en barbecho? Pues son peores, pero tu aprovecha tu tiempo en este gran viaje. Si te paran tu continua por otro lado.

El viaje de la vida no tiene sentido cuando pierdes el norte, al perdernos deja de ser un gran viaje, es meternos en conflictos, debemos llevar nuestros itinerarios muy claros y flexibles, y saber hacia donde nos dirigimos, saber cual es nuestro camino y pasito a paso ir experimentando, ir viendo.

Vamos a preparar un viaje para conocer un país.

Que queremos conocer de ese país, que queremos ver, que queremos experimentar, vamos a por ello, pero si vamos a un restaurante y nos surge otro, no pasa nada, probemos el restaurante que ha surgido por algo estaba ahí en nuestro camino, vamos a entrar y ver que hay dentro.

El viaje de la vida, el gran viaje. No te dejes engañar por la fastuosidad de los viajes, busca la esencia, lo sencillo. No busques lo majestuoso, lo adornado, lo decorado, lo dorado, busca lo sencillo, ahí es donde está el verdadero disfrute del viaje de la vida. Grandes fatuos, grandes fiestas es superficialidad. Vete a lo sencillo, a la esencia, no a lo grande que deslumbra. Vete a lo pequeñito a lo poco que es lo que llena.

El gran viaje de la vida. Todos anhelamos hacer ese viaje, muchos los hemos hechos muchas veces, otros no se nos ha permitido hacerlos tantas, es igual el número de veces que te encarnes en esta vida. Todos, todos los viajes traen la misma ilusión, estén programados como estén programados, todos son una gran ilusión, una gran fiesta para el alma, un gran momento de aprendizaje. La alegría de la vida se disfruta momento a momento, minuto a minuto. Es como un viaje en el que tienes siete días y no haces ese montón de kilómetros para perder el tiempo en un hotel. Sales, disfrutas, da igual el tiempo que haga, tu sales, vives, experimentas. En el viaje de la vida tú haces exactamente igual para no perderte nada, tienes que ir al máximo de todo.

Vive, siente, disfruta, goza, baila. 

Los vasos comunicantes.

Los vasos comunicantes son vasijas o estanques pequeños que tienen que estar intercomunicados entre ellos. Esos estanques no tienen porque tener un orden, no tienen que estar en línea recta o haciendo un círculo, pueden estar desordenados. Estos vasos comunicantes están en contacto a través de un punto de unión de uno con otro. Un estanque no se puede comunicar con dos al mismo tiempo, es uno con otro. Hay que dejar que la energía fluya por todos, tiene que llegar a todos los estanques, estos estanques no tienen un número limitado.

                                 

wpid-Vasos+Comunicantes+redondos-2013-11-6-12-34.jpg

    

Tu llenas un estanque, luego se llena el de al lado, luego el siguiente y así sucesivamente. Es una cadena de estanques sin fin, y a medida que esos estanques se van llenando van apareciendo mas estanques. Esa es la vida, ese es el aprendizaje, y del estanque en el que estás en ese momento, puedes obtener todos los conocimientos de todos los estanques anteriores, del primero, del segundo, del cuarto, porque ya has pasado por todos ellos. Eso es el alma. Cada vida es un estanque por donde fluye la energía, donde fluye la sabiduría de todos los estanques anteriores, y tiene que haber siempre un manar, si se obstruye o se atasca, al no rebosar, no pasa al otro estanque, habría que volver a esa vida para poder rebosar y unirse a otra, eso supone volver a hacer un estanque sobre otro. Si tú, un estanque no lo dejas fluir se obstruye y no rebosa, no pasa al otro y queda atascado. Eso solo se puede evitar y corregir poniendo otro estanque encima, hundiendo ese, de alguna forma tapándolo para que a partir de un nuevo estanque que fluya se pueda unir otro estanque.

Esa es la vida del alma. Un estanque y otro estanque y otro estanque… Los conocimientos, la sabiduría. La savia va manando de uno al otro, al otro, al otro y en el último estanque está la presencia de todos y toda la proyección de estanques hacia el futuro.

¿Podríamos limpiar o hacer algo para todos esos estanques pasados y futuros? ¿Mejorarlos o sanearlos?

Las vibraciones de los estanques son las que hay y son las que están ¿Se puede sanear? Todo se puede sanear. Con la interiorización es todo saneable. Tú entras dentro de ti y ese estanque se calma, se aquieta, y como están todos intercomunicados,  desde ahí, se aquietan los demás, es la calma lo que puede producir limpieza en todos los estanques. Tú lo tienes bien entendido con tu meditación, con tu aceptación de las cosas, con tu tolerancia, tus estanques están clamados, están limpios, las turbulencias han quedado posadas en el fondo.

¿Se puede saber por cuantos estanques hemos pasado?

Se puede saber, pero todos los conocimientos los tienes en este estanque presente, en este estanque actual, lo demás son números mentales, es una forma de pensar lineal, no es una forma de pensar global, total, absoluta que es como debemos pensar cuando hablamos de estanques. El número de vidas es igual, es una proyección. ¿Puedes tú contar el número de caídas que has tenido en tu vida? Que mas da, llevas la experiencia dentro, llevas esos conocimientos dentro.

Las situaciones de las personas, de los seres, de las cosas cuando se estancan, cuando dejan de fluir empiezan a oler, eso se pudre, eso es compost por eso hay que volver a sembrar encima, hay que volver a hacer otro estanque encima, eso no es malo porque ese compost, esa energía que se ha atascado va a contribuir para dar más fuerza al estanque que se ponga encima. No es negativo que un estanque deje de manar, deje de vivir, de fluir. No es negativo porque se convertirá en energía de vida para enriquecer aún mas la vida que llegue, el nuevo estanque, Fue un aprendizaje duro, serio, pero productivo también. Cuando tengas sensación de parón en tu vida, no te preocupes, no es un parón, quizás la tierra se esté regenerando.

¿Has oído hablar de los campos en barbecho, en reposo? Pues con la vida pasa lo mismo, si hay momentos en que hay que estar en reposo, acéptalos y enriquécete, luego ya dará sus frutos, pero también son muy importantes en la vida, esos momentos de barbecho, esos momentos de meditación, de reposar, de acumular más vida para luego transformarla y darla. Es importante. Todo lo que se haga es importante y de todo lo que se hace se obtiene un beneficio, aunque sea pudriéndose, aunque sea estropeándose y abandonándose, todo va a dar un fruto y un fruto de vida, de prosperidad.

Nada es inútil, nada de lo que aquí ocurre es inútil y nada es malo. A nuestros ojos de la estética, del juicio, habrá cosas que nos resulten mas o menos agradables, pero te puedo asegurar que todo, todo lo que se hace tiene un efecto productivo que a la larga se vuelve vida, energía. La vida y la energía es luz, es transformar una luz oscura en una clara. A veces para que una luz tenga claridad tiene que permitirse que se oscurezca, que se ponga negra

.

Los vasos comunicantes te los has imaginado en todo momento redondos, efectivamente son redondos porque es como mejor circula la energía, la vida, Las esquinas producen choques, pero no todos los vasos comunicantes son redondos, son redondos cuando la gente ya a llegado a cierta refinación, limpieza o luz, pero hay personas que sus estanques son de otras formas irregulares, con esquinas, con puntas y no circulan tan bien, pero no pasa nada porque puede que el siguiente estanque comunicante sea mas redondo, mas regular, mas fácil. Los rincones se eligen, se pactan antes de hacer el siguiente vaso comunicante y ahí tú pones las aristas que te vas a encontrar cuando la vida y la energía de la vida empieza a fluir por ellos. Los vasos comunicantes se eligen.

wpid-Vasos+Comunicantes+Irregulares-2013-11-6-12-34.jpg

Los vasos comunicantes colectivos ¿Cómo funcionan?

Igual que los individuales. Tú tienes tus propios vasos y luego tienes tus propios vasos colectivos. En el colectivo eres un miembro de la vida de ese estanque y en el otro eres tu exclusivamente solo, pero el sistema es idéntico. Y tú eliges tu propio vaso individual y tu propio vaso colectivo.

Jhoromoka Aisí.

Canalizado por María del Mar Rodilla.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s