Global]]

Potenciales Adormecidos del Superhombre: Energía Craneosacral, Pineal – Pituitaria e Hipotalamo

“Potenciales Adormecidos del Superhombre: Energía Craneosacral, Pineal – Pituitaria e Hipotalamo”.
RADIOACTIVIDAD EN LA TIERRA, CóMO PODREMOS TRANSMUTARLA

http://www.youtube.com/watch?v=cAe2FBXHBB8&feature=youtu.be

wpid-mapa+cerebro-2013-08-29-15-57.jpg 

Hacia la triangulación de la Pineal, Pituitaria e Hipotálamo.

Potenciales adormecidos del superhombre, energía craneosacral.

Los cambios que están teniendo lugar en el cuerpo humano son múltiples. Constituyen una casi completa reconstrucción del sistema humano y atestiguan la necesidad de una matriz energética dentro del cuerpo que soporte muchísima más energía de la que los cuerpos humanos hayan podido sostener hasta ahora.

Existen numerosos grupos organizados de seres, procedentes de muchas galaxias, que están trabajando con el sistema humano para modificarlo y reestructurarlo. Estas reestructuraciones están llegando en forma de iniciaciones que están siendo concedidas conscientemente y, en algunos casos, inconscientemente a la humanidad.

Para aquellos de vosotros que hayáis dado un propósito consciente a vuestra transformación personal los cambios son mucho mayores. Pero la humanidad, en conjunto, está atravesando también una transformación global, así como el planeta Tierra.

Los niños que encarnan en este momento, y las generaciones futuras, llegan con sistemas físicos que están ya modificados en términos de ADN órganos y estructura ósea.
Todos los órganos y procesos corporales están siendo reorganizados durante este tiempo. Incluso el torrente sanguíneo y los componentes sanguíneos físicos están alterándose.

Esta reorganización tiene dos aspectos: el primero es a nivel celular individual, en tanto que el núcleo de la célula se reunifica con su más alto nivel de Divinidad, como el Yo-Dios; en segundo lugar, la matriz energética de cada una de las células se adapta a una forma cristalina superior para permitir que cantidades cada vez mayores de energía rarificada se integren con el cuerpo.

La estructura física no puede progresar sin abrirla primero a la directa experiencia de lo divino.

Los eones de separación entre el cuerpo tridimensional físico y el espectro completo del amor de Dios han terminado: el proceso de transformación que ahora está llevándose a cabo debe incluir el aspecto divino, o no puede realizarse la trasmutación cósmica a través de la gracia divina.

En las fases iniciales de estas iniciaciones, las glándulas pineal y pituitaria desempeñan significativos papeles.

La primera ha sido durante mucho tiempo el órgano de la intuición y el conocimiento en el cuerpo humano separado. Es a través de la pineal como se ha realizado la conexión con el mundo etérico.

En las comunidades que existen en las dimensiones quinta y superiores, sin embargo, la glándula pineal cumple un papel aún mayor y es, de hecho, el órgano de comunicación a través de la telepatía mental, del mismo modo en que el chakra de la garganta ha llenado ese papel mediante las cuerdas vocales en los cuerpos tridimensionales.

En la tercera dimensión humana ha habido muchos individuos con glándulas pineales muy altamente desarrolladas. Algunos de éstos comprenden los rangos de canales y psíquicos que han poblado vuestra primera literatura metafísica y escuelas de misterio. Hoy existen también en la Tierra otras razas sensitivas, como los delfines y las ballenas, que se comunican mediante el uso de esta glándula.

Hoy, sin embargo, el trabajo que está llevándose a cabo con la glándula pineales global, y todos los humanos de la Tierra están experimentando un aumento de la intuición y el contacto no verbal con otros humanos y con otros reinos.

Para algunos esto resulta desconcertante, y para otros se trata de la respuesta a una plegaria. Para todos, el aspecto más importante en el que centrarse de este cambio es el contacto fácilmente disponible ahora con la totalidad del yo y con las diversas formas de conservación de registros, como los registros akáshicos y las bibliotecas vivientes que existen en los reinos etéricos del planeta.

En verdad, el término «canal» o «psíquico» pronto dejará de existir, pues todos poseerán la facultad de comunicarse y conectarse con todos los reinos de la Tierra. Nos sentimos agradecidos con quienes se han ofrecido voluntariamente a servir a la humanidad de auténticos canales para la luz, pues ello ha contribuido enormemente al despertar espiritual de la humanidad.

Esta aptitud que ha estado surgiendo en las últimas décadas puede compararse con un “faro” que ilumina el camino para una humanidad dormida. No obstante, este servicio realizado por una minoría lo vemos únicamente como una fase temporal en el despertar espiritual de la humanidad.

Pronto llegará el momento en que todo el mundo deba convertirse en la manifestación de su propio “faro” y abrirse a sus propias aptitudes y dones que residen ya en el interior de su propio corazón. En pocos años, los que queden encarnados en este planeta se volverán todos plenamente telepáticos, y los que hayan ayudado a la humanidac como canales continuarán su servicio de un modo distinto.

El aumento de la actividad en los chakras del corazón y del sagrado corazón, dos centros energéticos que trabajan juntos, permite el incremento de la actividad pineal para marchar en la vibración de la Gracia Divina.

Sin el equilibrio del amor, la compasión y el auténtico respeto por la santidad de los demás, esta mayor cantidad de información podría ser manipulada por el ego, y el curso de la evolución podría verse, una vez más atrofiado.
En todas las civilizaciones que se comunican de forma no verbal debe dedicarse el más elevado de los propósitos a apoyar plenamente y a rendirse plenamente a lo que represente el mayor bien para el conjunto.

Debe haber los más altos niveles de nutrición interpersonal y de expresión de la verdad. Asimismo, todos deben honrar la privacidad del corazón individual para que este nivel de comunicación sea verdaderamente abierto y efectivo.

La información recibida por la pineal debe ser siempre validada por el conocimiento del corazón. De este modo, la Mente Verdadera es sirviente del Corazón Verdadero y se nutre la oportunidad de alcanzar la comunidad y la gracia divina en este planeta.
La glándula pituitaria sostiene otro papel en la evolución del cuerpo humano. El sistema endocrino humano ha sido siempre el depositario de muchas de las limitaciones impuestas a los humanos durante las lecciones de dualidad y separación.
En verdad, la aparición de enfermedades autoinmunes guarda una directa correlación con el dolor a largo plazo que muchas almas han experimentado a través de estos sentimientos de separación.

Pero ahora la glándula pituitaria está siendo liberada de sus limitaciones, y el cuerpo físico será capaz, una vez más, de regenerarse y repararse hasta el más pleno alcance de sus energías.

De nuevo, la energía de la intención consciente proporciona el punto de partida para estos cambios: los órganos mejorados del cuerpo humano continuarán respondiendo con la más plena potencia al ser informados por la conciencia del individuo.
El sistema humano es un sistema complejo y, llegados a este punto, no puede mantenerse a dos órganos separados de los otros. A nivel individual debe realizarse mucho trabajo para desintoxicar y nutrir todos los órganos del cuerpo.

La comunicación con los elementales de los órganos para determinar cuál es el mejor curso a tomar para cada individuo es un paso sugerido.

Las consultas con especialistas energéticos, sanadores y trabajadores del cuerpo son altamente recomendables, pues ha llegado el momento para todos de comenzar a reconocer a los más profundos niveles el auténtico don que es el cuerpo humano.

La parte de vuestras antiguas escrituras que se refiere al cuerpo como templo de lo Divino era exacta. Vuestra participación consciente en la curación y transformación del cuerpo es lo que os permitirá crear los cuerpos que deseáis emular de las culturas que viven durante muchos siglos en una sola encarnación.

Amar a vuestro cuerpo como depositario divino del espíritu es igual de importante que amar la totalidad de vuestro espíritu. Únicamente cuando esto se haga a nivel global se efectuarán los cambios que todos deseáis a los recursos alimenticios y a lasmodalidades curativas.
Incluso ahora, están comenzando a entrar en el mercado y la conciencia dominantes instrumentos y sustancias de gran capacidad para curar y reconstruir.

Es vuestro apoyo continuado a los mismos y vuestra capacidad de confiar en las nuevas formas de curación que se os presentan lo que permitirá que tenga lugar este tipo de cambio en todo el planeta.

Los maravillosos templos de rejuvenecimiento y curación de antaño que tanto deseáis y visualizáis en vuestro futuro están, de hecho, aquí ahora: existen aún en la conciencia de los constructores y diseñadores originales de estas maravillas; existen en los recuerdos energéticos de aquellos de vosotros que los experimentasteis en otros tiempos.

Aunque pueden haber sido destruidos en su aspecto tridimensional, existen aún plenamente en las dimensiones superiores, habiendo incrementado muchas veces el potencial de sus propósitos y fines originales, y en cualquier momento podéis recurrir a esas energías, sin ninguna dificultad ni gasto monetario.

Todo lo que tenéis que hacer es silenciar la mente, abrir el corazón y establecer vuestras intenciones para conectaros y experimentar esas energías para dad y separación.

En vuestra propia curación, y permitir que tenga lugar el proceso. Mientras os permitáis pasar cada día el tiempo suficiente respirando e infundiendo esas energías en vuestro cuerpo el proceso se pondrá en marcha y seréis testigos de los extraordinarios resultados.

Y juntos, simplemente mediante el poder de vuestro propósito y rendición a la Gracia Divina, podéis magnetizar la energía de aquellos en vuestro campo de fuerza en cualquier momento, y los beneficios que proporcionan sus energías pueden recrearse en el presente.

Puede que la forma no refleje el original, pero la energía es la misma. Puede que el ordenador de matriz cristalina sustituya al templo de cristal, pero la capacidad es la misma.

Reconoced estos instrumentos y sanadores en vuestro entorno y apoyadlos. En los tiempos venideros puede que deseéis recrear en formas estos templos de antaño, pero sin reconocerlos primero como los instrumentos que son hoy, sin reconoceros primero hasta el más pleno alcance de quiénes sois hoy, estos potenciales no pueden manifestarse.

Ahora el paraíso se halla a vuestro alrededor en este planeta; dad un verdadero reconocimiento a cualquiera y a todos los que están trabajando para expandir globalmente este paraíso y sustentáis el potencial para el paraíso en conjunto.
No sufráis sobre lo que se ha ido, sino celebrad lo que está resurgiendo.

EL MISTERIOSO TERCER OJO

Las experiencias científicas sobre el sueño y los sueños desembocaron en ciertas conclusiones que coinciden con afirmaciones espirituales milenarias.

En 1977, el equipo del profesor Guido Schoenenberger de Basilea pudo identificar la substancia que provoca el sueño como una pequeña proteína compuesta por nueve elementos (aminoácidos) llamada péptida DSIP, es decir Delta Sleep Inducing Peptide, porque ésta péptida induce al sueño en ondas delta muy lentas.

En el Instituto de Fisiología de Basilea se demostró que los tejidos nerviosos vivos poseen lo que se denomina receptores o puntos de anclaje para la DSIP. Esta péptida DSIP fue inyectada a pacientes que sufrían insomnio.

¿Qué se advirtió? En todos los casos, una significativa mejoría de la capacidad de atención, de concentración y de coordinación psicomotriz.

Ahora bien, en la tradición hindú, como sabemos, la concentración en meditación se hace sobre un punto preciso del cuerpo, llamado el tercer ojo y que corresponde al emplazamiento de la glándula pineal.

Esta glándula (descubierta por los anatomistas occidentales en 1886) está medio oculta en el centro del cráneo, justo a la altura del intermedio entre ambos ojos, exactamente en el lugar donde aparece el ojo de la iluminación de los hindúes.

Esta glándula pineal no es, como hasta ahora se pensaba, un inútil vestigio de la época reptiliana, antes de la evolución humana.

Esta glándula tiene un papel preciso: el de producir hormonas (trabajos del doctor Aaron Lerner de la Universidad de Yale) y especialmente de melatonina.
La hormona melatonina se produce a partir de la serotonina que -y ahí encontramos de nuevo las investigaciones sobre el sueño y los sueños- desempeña un papel muy importante en los ciclos del sueño.

La serotonina es uno de los neurotransmisores que desempeñan un papel en el despertar cortical.

Si se inhibe la serotonina, se provoca el insomnio. A la inversa, si se inyecta serotonina (por uno de sus compuestos) se restablece en el sujeto un sueño paradójico normal.
El efecto más duradero de la privación de la serotonina es una desaparición de la barrera entre el sueño y la vigilia.

Dicho de otro modo, privado de serotonina, el durmiente se convierte en un soñador despierto. Puede pues concluirse que el tercer ojo desempeña un papel fisiológico en los sueños.

Y como, por otra parte, esta glándula pineal es extremadamente sensible a la luz, cabe pensar que cualquier experiencia de iluminación o cualquier visión de luz (en estado de sueño, de pre-muerte o de trance, en estado fuera del cuerpo) depende de la actividad de la serotonina y de la glándula pineal. Lyall Watson lo confirma:

“Es probable que, si existe una posibilidad biológica de que la personalidad o el espíritu o el alma o el segundo sistema pueda estar separado del cuerpo, el punto de ruptura debe encontrarse en la glándula pineal. A la luz de las pruebas ya acumuladas, se hace cada vez más difícil negar la realidad de este fenómeno”.

La melatonina fue descubierta en 1958 por el dermatólogo y bioquímico A.B. Lerner, quien se basó en las observaciones hechas por MC. Cord y Allen en 1917.

Estas observaciones deducían que, al arrojar extractos de pineal de vaca en el agua en que nadaban unos renacuajos, se producía un blanqueamiento de su piel.

Lerner y Cols purificaron extractos de más de 200.000 pineales vacunas, aislando una sustancia que agregaba intracelulares de la melanina. La hormona melanocito-estimula nte, por lo contrario, disgregaba dichos gránulos oscureciendo la piel.

Se la denominó melatonina en contraposición a la melanocito-estimulante.
En ausencia de luz, el pinealocito recibe estimulación periódica en forma de nor-epinefrina (NE), seratonina o descargas eléctricas de fibras nerviosas, provenientes del núcleo supraquiasmático superior.

Este, a su vez, recibe información que proviene del sistema vegetativo, a través de neuronas emergentes del ganglio cervical superior, el cual conecta con otros ganglios de la médula espinal.

En presencia de luz, natural o artificial, los fotoreceptores de la retina convierten la señal luminosa, especialmente en la banda amarillo-verde, en señal eléctrica, que es transmitida por el tracto retino-hipo talámico hasta el ganglio cervical superior, por donde abandona el S.N.C., conectando con los ganglios de la médula y aboliendo la señal circadiana enviada por dicho ganglio al núcleo supraquiasmático.

Como consecuencia, dicho núcleo queda liberado de la influencia de la médula espinal y enlentece el ritmo de liberación de NE sobre la pineal, lo que se traduce por una menor captación de aminoácidos, especialmente triptófano, por parte del pinealocito; menor producción de adenil ciclasa y AMP y, por consiguiente, menor producción y liberación de melatonina. Cualquier activación del sistema simpático abole el efecto represor de la luz.
La glándula pineal es de mayor tamaño en la infancia que en la madurez, comenzando a disminuir de tamaño a partir de los 7 años.

Esta recesión en el tamaño era considerada como una involución o atrofia de una glándula que carecía de utilidad, pero en la actualidad se piensa que es un proceso madurativo.
Desde el nacimiento, testículos y ovarios poseen una estructura lo suficientemente preparada como que para que en presencia del adecuado estímulo de gonadotropinas se produzca su maduración en poco tiempo. Sin embargo, este estímulo no se produce.

La hipófisis, capacitada para producir dichas gonadotropinas, en presencia del adecuado estímulo hipotalámico de gonadotropin- relaxin-hormona GnRH, no las produce por carencia de éste.

En el adulto, los esteroides sexuales se autoregulan, al unirse a receptores hipotalámicos específicos, que a partir de cierta concentración sanguínea, disparan la vía opatérgica productora de endorfinas (opiáceos fisiológicos) .

Esta, a su vez, distorsiona la pulsatilidad de la GnRH, que frena la producción y liberación de gonadotropinas, por lo que los ovarios o testículos (gónadas) en ausencia de dicho estímulo, dejan de producir esteroides sexuales, disminuyendo su concentración en la sangre.

Con ello, los esteroides unidos a los receptores, se sueltan y se vuelve a activar la liberación de GnRH. En el niño debiera pasar lo mismo, y sin embargo, no sucede.

La melatonina tiene la misma afinidad, por los receptores hipotalámicos de esteroides sexuales, que éstos.

En la infancia, se produce mayor cantidad de melatonina que en la madurez, de forma que constantemente se halla unida a dichos receptores, disparando la vía opiatérgica, impidiendo así la liberación de GnRH y, en consecuencia, la maduración gonadal.

A partir de los 7 años, la pineal disminuye progresivamente de tamaño, y en consecuencia disminuye la concentración sanguínea de melatonina hasta que llega un momento en que ya no se une a suficiente número de receptores hipotalámicos, se bloquea la vía opiatérgica y se produce por primera vez la liberación y síntesis de GnRH.

Esto sucede a partir de los 11 años en la mujer, y de los 12 en el hombre. En los pueblos, la pubertad sucede más tardía que en las ciudades, lo que se debe al menos consumo de luz en éstos que en aquéllas.

Otras funciones de la pineal.

Controla simultáneamente todos centros neuroendocrinos hipotalámicos, y en consecuencia todos los factores liberadores e inhibidores.
Aunque se desconoce su mecanismo y acción, se conocen algunos de sus efectos indirectos sobre la hipófisis.

Disminuye las concentraciones de GnRH y, en consecuencia, disminuye las de la hormona folículo-estimulante (FSH) y luteotropa (LH); disminuye la función tiroidea (TSH y T4), la insulina y también aumentan las concentraciones de glucosa sanguínea, disminuye el ATCH y la corticosterona.

Aumenta la síntesis proteica cerebral, como también aumenta la producción y liberación de dopamina (DA).

Como consecuencia, se puede esperar un aumento de hormona de crecimiento (GH) y disminución de TSH y prolactina (PRL).

Resumen: Funciones de la Pineal.

Controla el inicio de la pubertad.

Armoniza el sistema vegetativo con el medio ambiente, a través de la vista, y probablemente también del resto de los sentidos.

Induce al sueño.

Probablemente regula los ritmos circadianos.

Es un interruptor que modula la intensidad de funcionamiento de todos los centros neuroendocrinos hipotalámicos.

Previene una calificación prematura en la infancia, al evitar las síntesis esteroideas, favoreciendo el crecimiento óseo por este mecanismo, indirecta y directamente a través de la DA y GH. Nosotros poseemos un poder especial este poder si lo desarrollamos y lo ponemos al servicio de la evolución del ser traerá a nuestras vidas verdad, paz, felicidad y amor.

La mayor parte de las personas que entran en el sendero están deseosos de desarrollar poderes internos que les ayuden a resolver sus problemas cotidianos sin darse cuenta de que el poder controlado por la inconsciencia es más perjudicial que provechoso!

PITUITARIA

La hipófisis o glándula pituitaria es una glándula endocrina que segrega hormonas encargadas de regular la homeostasis incluyendo las hormonas trópicas que regulan la función de otras glándulas del sistema endocrino, dependiendo en parte del hipotálamo el cual a su vez regula la secreción de algunas hormonas. Es una glándula compleja que se aloja en un espacio óseo llamado silla turca del hueso esfenoides, situada en la base del cráneo, en la fosa cerebral media, que conecta con el hipotálamo a través del tallo pituitario o tallo hipofisario. Tiene forma ovalada con un diámetro anteroposterior de 8 mm, trasversal de 12 mm y 6 mm en sentido vertical, en promedio pesa en el hombre adulto 500 miligramos, en la mujer 600 mg y en las que han tenido varios partos, hasta 700 mg

La hipófisis consta de tres partes:

Lóbulo anterior o adenohipófisis: procede embriológicamente de un esbozo faríngeo (bolsa de Rathke) y es responsable de la secreción de numerosas hormonas (ver más adelante).

Hipófisis media o pars intermedia: produce dos polipéptidos llamados melanotropinas u hormonas estimulantes de los melanocitos, que inducen el aumento de la síntesis de melanina de las células de la piel.

Lóbulo posterior o neurohipófisis: procedente de la evaginación del piso del tercer ventrículo del diencéfalo, al cual se le conoce con el nombre de infundíbulo, queda unido a través del tallo hipofisario; almacena a las hormonas ADH y oxitocina secretadas por las fibras amielínicas de los núcleos supraópticos y paraventriculares de las neuronas del hipotálamo

Adenohipófisis.

La adenohipófisis segrega muchas hormonas de las cuales seis son relevantes para la función fisiológica adecuada del organismo, las cuales son segregadas por 5 tipos de células diferentes. Estas células son de origen epitelial y como muchas glándulas endocrinas, están organizadas en lagunas rodeadas de capilares sinusoides a los cuales se vierte su secreción hormonal. Los tipos de células se clasificaban antes de acuerdo a su tinción, y eran acidófilas, basófilas y cromófobas (o que no se tiñen). Pero en la actualidad se cuenta con técnicas de inmunohistoquímica, y se han podido identificar 5 tipos celulares:

Células somatótropas que segregan GH (acidófila).
Células lactotropas, o mamótropas que segregan PRL (acidófila).
Células corticótropas que segregan ACTH (basófila).
Células gonadótropas que segregan las gonadotropinas LH, y FSH (basófila).
Células tirotropas que secretan la TSH (basófila).
Las células cromófobas son en realidad células desgastadas y pueden haber sido cualquiera de las cinco anteriores.

Hormonas de la adenohipófisis.Hormona del crecimiento o somatotropina (GH). Estimula la síntesis proteica, e induce la captación de glucosa por parte del músculo y los adipocitos, además induce la gluconeogénesis por lo que aumenta la glucemia; su efecto más importante es quizás que promueve el crecimiento de todos los tejidos y los huesos en conjunto con las somatomedinas. Por lo que un déficit de esta hormona causa enanismo y un aumento (ocasionado por un tumor acidófilo) ocasiona gigantismo en niños, y acromegalia en adultos, (consecuencia del previo cierre de los discos epifisiarios).

Prolactina (PRL) u hormona luteotrópica. Estimula el desarrollo de los acinos mamarios y estimula la traducción de los genes para las proteínas de la leche.

Las demás hormonas son hormonas tróficas que tienen su efecto en algunas glándulas endocrinas periféricas:

Hormona estimulante del tiroides (TSH) o tirotropina. Estimula la producción de hormonas por parte del tiroides
Hormona estimulante de la corteza suprarrenal (ACTH) o corticotropina. Estimula la producción de hormonas por parte de las glándulas suprarrenales
Hormona luteinizante (LH). Estimulan la producción de hormonas por parte de las gónadas y la ovulación.
Hormona estimulante del folículo (FSH). Complementa la función estimulante de las gónadas provocada por la (LH).
la LH y la FSH se denominan gonadotropinas, ya que regulan la función de las gónadas.

Neurohipófisis.

La neurohipófisis tiene un origen embriológico diferente al del resto de la hipófisis, mediante un crecimiento hacia abajo del hipotálamo, por lo que tiene funciones diferentes. Se suele dividir a su vez en tres partes: eminencia media, infundibulo y pars nervosa, de las cuales la última es la más funcional. Las células de la neurohipófisis se conocen como pituicitos y no son más que células gliales de sostén. Por tanto, la neurohipófisis no es en realidad una glándula secretora ya que se limita a almacenar los productos de secreción del hipotálamo. En efecto, los axoplasmas de las neuronas de los núcleos hipotalamicos supraóptico y paraventricular secretan la ADH y la oxitocina respectivamente, que se almacenan en las vesículas de los axones que de él llegan a la neurohipófisis; dichas vesículas se liberan cerca del plexo primario hipofisiario en respuesta impulsos eléctricos por parte del hipotálamo.

Hormona antidiurética (ADH) o vasopresina. Se secreta en estímulo a una disminución del volumen plasmático y como consecuencia de la disminución en la presión arterial que esto ocasiona, y su secreción aumenta la reabsorción de agua desde los túbulos colectores renales por medio de la translocación a la membrana de la acuaporina II; también provoca una fuerte vasoconstricción por lo que también es llamada vasopresina.

Oxitocina. Estimula la contracción de las células mioepiteliales de las glándulas mamarias lo que causa la eyección de leche por parte de la mama, y se estimula por la succión, transmitiendo señales al hipotálamo (retroalimentación) para que secrete más oxitocina. Causa contracciones del músculo liso del útero en el orgasmo y también los típicos espasmos de la etapa final del parto.
Síndrome de Cushing.

A principios del siglo XX, el neurocirujano Harvey Cushing (EE.UU., 1869-1939) comenzó a estudiar la glándula pituitaria, observando los efectos de un mal funcionamiento. Descubrió que una excrecion excesiva de adrenocorticotropina (ACTH) alteraba el metabolismo y el crecimiento, y le dio el nombre de síndrome de Cushing. Esta enfermedad, provoca debilidad en los miembros y fragilidad de los huesos. Cushing describió la pituitaria como “directora de la orquesta endocrinica”, pero hoy se sabe que el verdadero director es el hipotálamo. El Cushing es un síndrome que afecta a varios sistemas y órganos, se caracteriza por una hipersecreción de cortisol (generalmente debido a una hiperplasia de la hipófisis). Los síntomas del Cushing son:

Cara redonda, rubicunda y congestiva, lo que se denomina “cara en luna llena”.
Acúmulo de grasas en el cuello y nuca, lo que se conoce como cuello de búfalo.
Obesidad central (abdomen sobresaliente pero extremidades delgadas).
Estrías violáceas en abdomen, muslos y mamas.
Dolores de espalda.
Amenorrea.
Aumento de vello púbico en mujeres
Regulación hipotalámica

La hipófisis y el hipotálamo están conectados por un sistema capilar denominado sistema portal, el cual proviene de la arteria carótida interna y del polígono de Willis e irriga primero al hipotálamo formando el plexo capilar primario, que drena en los vasos porta hipofisiarios que a su vez forman el plexo capilar hipofisiario.
La importancia de este sistema es que transporta las hormonas liberadoras o hipofisiotrópicas que secreta el hipotálamo con fines reguladores de la secreción adenohipofisiaria. Estas hormonas son:
Somatoliberina (GHRH). Estimula la secreción de GH por parte de la hipófisis.
Corticoliberina (ARH). Estimula la secreción de ACTH por parte de la hipófisis.
Tiroliberina (TRH). Estimula la secreción de TSH por parte de la hipófisis.
Gonadoliberina (LHRH). Estimula la secreción de LH y FSH por parte de la hipófisis.
Hormona inhibidora de la GH (GHIH) o somatostatina. Inhibe la secreción de la GH por parte de la hipófisis.
La prolactina está regulada negativamente por dopamina, un neurotransmisor.
Hay que tener en cuenta que la regulación de la secreción de las hormonas hipofisiarias se realiza mediante un mecanismo de retroalimentación negativa el cual se establece entre el hipotálamo, la hipofisis y los receptores específicos para cada hormona, localizado en los órganos diana.

El proceso se realiza en el momento en que el sistema nervioso central recibe un estímulo, el hipotálamo recibe parte de ese estímulo y actúa sobre la hipófisis, a su vez, el hipotálamo secreta las respectivas hormonas en la adenohipófisis o libera las de la neurohipófisis; estas se incorporan a la circulación, viajan por medio de la sangre y son captados por receptores específicos ubicados en los órganos diana, un ejemplo es la captación de la TSH por parte de los lóbulos tiroideos de la glándula tiroides.

En ese momento el órgano diana, que en todo caso es cualquiera de las glándulas endocrinas comienzan a secretar sus propias hormonas, con lo que se envía un estímulo al sistema nervioso, específicamente al hipotálamo, o directamente a la hipófisis con lo cual se contrarresta el estímulo inicial.

HIPOTÁLAMO

El hipotálamo es una compleja zona de sustancia gris que se extiende, en cada hemisferio, por debajo del tálamo; observado por la superficie inferior del cerebro, llega a comprender el quiasma óptico, por delante y los tubérculos mamilares, por detrás.

Se divide en varios núcleos: núcleo paraventricular, núcleo preóptico, núcleo supraóptico, núcleot ventromedial, núcleo dorsomedial, núcleos laterales, núcleo del tuber, núcleo posterior y núcleo del cuerpo mamilar, etc. Estos núcleos están conectados mediante fibras, aferentest, o eferentes, con la corteza cerebral, la hipófisis, el tálamo, el tronco encefálico y, quizá, con la médula espinal. El hipotálamo está considerado como un importante centro regulador de muchas funciones vegetativas:

regulación del equilibrio hídrico: el núcleo supraóptico y el paraventricular, en conexión con el lóbulo posterior de la hipófisis, serían responsables de la producción de la hormona antidiurética, que regula la eliminación de orina; la falta de estímulo por parte del hipotálamo a la secreción de esta hormona hipofisaria, conduce a la diabetes insípida, una enfermedad caracterizada por exceso de eliminación de orina (hasta 20 litros al día).
regulación del metabolismo de los hidratos de carbono, de las grasas y de las proteínas: provoca la sensación de hambre. La lesión de ciertas partes del hipotálamo conduce a la pérdida completa del apetito, mientras que la lesión de otras zonas acentúa la sensación de hambre, provocando un engorde exagerado;
regulación de la temperatura: una lesión hipotalámica puede producir la imposibilidad de difundir el calor, un exceso de sudoración o hiperpnea (respiración frecuente) y, por lo tanto, excesiva difusión del calor;
regulación del sueño: cuando falta el control hipotalámico, aparece un estado de gran apatía y somnolencia o insomnio.
regulación hormonal: controla la producción de hormonas por parte del lóbulo anterior de la hipófisis, influyendo en el crecimiento corporal, en las funciones sexuales, etc.
el hipotálamo desempeña un papel importante en algunas funciones psíquicas y psicomotoras: ciertos estados de hiperexcitabilidad o de depresión se deberían a trastornos funcionales de los centros hipotalámicos, y también dependerían de estos mismos centros los efectos colaterales, representados por palpitaciones, lagrimeo, salivación, vómito, rubor, etc., que acompañan a los estados emotivos.

El hipotálamo representa finalmente un centro intercalado en el curso de las vías olfatorias, puesto que los pilares anteriores del fórnix, que son haces de fibras conectadas con los centros olfatorios, terminan en los tubérculos mamilares

AUMENTAR LA SEROTONINA DE FORMA NATURAL.-
AUMENTAR LA SEROTONINA.-Formas de elevar la Serotonina de un modo natural:

• La respiración abdominal, tiene por sí sola la capacidad de producir cambios en el cerebro. Favorece la secreción de hormonas como la serotonina y la endorfina y mejora la sintonía de ritmos cerebrales entre los dos hemisferios.

• Algunos alimentos como los carbohidratos (pasta, arroz, mijo…) actúan sobre la producción de Serotonina, elevándola de un modo natural. El triptófano es un aminoácido, existente en los alimentos, capaz de atravesar rápidamente la barrera cerebral, favoreciendo la síntesis de serotonina y, potenciando nuestro estado de bienestar. Fuentes de triptófano son: determinadas frutas (kiwi, plátano, frutos secos), quesos, huevos… Si los incorporamos a la dieta junto con hidratos de carbono, se facilita una llegada más rápida del triptófano al cerebro.

• Al parecer, el chocolate aumenta los niveles de serotonina (se le conoce como el antidepresivo natural) y de endorfinas en el cerebro (neurotansmisor semejante a la morfina), y por ello puede provocar cierta sensación de bienestar. Eso hace que muchas personas recurran a él como estimulante para aumentar los niveles de energía. Tiene un gran poder nutritivo; el chocolate amargo es una buena fuente de hierro y magnesio y de potasio. No obstante, es muy rico en grasas, con lo cual lo mejor, es elegir un cacao desgrasado, y, como además tiene compuestos estimulantes, que pueden ocasionar, en personas especialmente sensibles reacciones adversas, tales como migrañas, lo mejor es comerlo con mucha moderación.

• Por otro lado, hay productos en el mercado, que contienen Griffonia Simplicifolia, que es rica en el precursor de serotonina, 5-hidroxitriptófano. Y también, hay un fruto, llamado Noni, que es rico en triptófano, y parece que ayuda a mejorar la fibromialgia. Eso sí, ambos dos, tienen glúcidos, por lo que yo, en caso de candidiasis, lo dejaría más para la recuperación posterior. Pero el rooibos, que sí se puede tomar en estos casos, ayuda a elevar los niveles de serotonina (de ahí su efecto relajante). Y, no obstante, se puede tomar un suplemento de 5HTP, en el que sea este su único componente. Lo cual ayudaría además a curar la candidiasis.

• Hacer ejercicio de forma vigorosa durante, al menos, quince minutos diarios.

• Un cambio de aires, hacer algo novedoso y aprender algo son prácticas sencillas que favorecen el flujo de Serotonina en el organismo.

• Practicar alguna técnica de relajación (meditación, yoga, hipnoterapia, hemi-sync).

• Darse algún masaje.

• También es muy útil la vida al aire libre, las buenas relaciones de amistad, entre otras.

• Diversos estudios han relacionado el consumo de ácidos grasos esenciales, especialmente el omega-3, con la mejora del estado cerebral y han determinado que en los países en que se consumen mayores cantidades de aceite de pescado tienen menos casos de depresión que en los que su consumo es menor. La presencia de omega-3 en la sangre, se ha relacionado con una mayor producción de serotonina. Se encuentra en los pescados azules, sobretodo los de aguas más frías, como la caballa, el arenque, el atún, el salmón, las sardinas y las anchoas.

La serotonina además es descrita como una sustancia sedante y antidepresiva, que surge en el cerebro cuando cae la noche, induce nuestros sueños y permanece elevada hasta que amanece, cuando comienza a descender. Pero esta debe mantenerse trabajando adecuadamente para que la persona pueda dormir bien, ya que es la responsable de que la fisiología de la persona sea la adecuada para el sueño. Si esta no hace su trabajo adecuadamente la persona no podrá dormir bien a pesar de cualquier esfuerzo.

Otro papel importante que lleva a cabo la serotonina es actuar como el reloj interno de nuestro cuerpo, lo que a su vez determina nuestros ciclos de sueño y vigilia. Nuestro reloj interno viene a ser entonces nuestro “coordinador” fisiológico compuesto por la temperatura corporal, la hormona combatiente del estrés y los ciclos de sueño. Estos 3 elementos deben ser coordinados adecuadamente por el reloj interno para poder dormir profundamente y despertar descansados.

Los especialistas afirman que la mujer produce una menor cantidad de serotonina, lo que parece explicar en parte el porqué la proporción de personas con fibromialgia es abrumadoramente mayor entre las mujeres. Según una investigación de la Universidad de McGill de Canada en el cerebro del hombre hay 53% más de serotonina. La mujer siente el dolor con más agudeza porque los estrógenos actúan sobre los neurotransmisores que permiten a las células del cerebro comunicarse entre sí. Sin embargo, como las mujeres son más sensibles a los cambios en niveles de serotonina, reaccionan mejor a los medicamentos que influyen sobre la misma (por ejemplo, los antidepresivos tricíclicos).

Finalmente, cuando la persona tiene mucho estrés enfrentará muchos problemas para dormir, despertará con mucha frecuencia y en la mañana estará muy cansada. Luego es lógico que sienta dolores de espalda, cabeza, cuello y hombros, así como malestar o dolor general. Y por si fuera poco el famoso “fibrofog” o dificultades en concentración y memoria al que se refieren las personas con fibromialgia también se debe en gran parte a la serotonina, ya que este es el principal neurotransmisor involucrado en la memoria humana. Aumentando los niveles de serotonina, aumenta la memoria.

Glándula Pineal, la Gran Manipulada:

http://www.taringa.net/posts/paranormal/15547722/Glandula-Pineal_-la-Gran-Manipulada.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s