Global]]

Dolor piedra de toque del crecimiento interior

Nuestro cuerpo, ¿territorio de dolor?
wpid-DSC09852-2013-02-19-15-26.jpg
Primer paso al bienestar: retomar el control del dolor, y de nuestro propio cuerpo.

Un cuerpo duele. Se contractura. La respiración se ahoga. Las mandíbulas se aprietan. No hay alivio.?La mente repite interminablemente los mismos ruegos y amenazas entremezclados de siempre, hasta que se cansa y sólo grita “Basta, basta!”.??El corazón se retuerce atravesado por emociones que no puede expresar. Duele…??¿Cómo abordar una problemática tan compleja como el dolor? No existe una única visión. Pretender que una disciplina, teoría o técnica dará la respuesta ya no es posible. No es un dolor que se instala, es una persona que sufre.

Durante siglos, se definió al dolor como una sensación provocada por un estímulo. Una percepción objetiva molesta, generada por un daño. ??Las últimas investigaciones han acercado la noción de que es una vivencia emocional, a veces con una causa física. La Asociación Internacional para el Estudio del Dolor lo definió como “una experiencia sensorial y emocional desagradable, asociada o no con daño real o potencial de los tejidos o descrito en términos de dicho daño”. ??Esto implica que la forma en que sintamos el dolor es subjetiva, dependerá de los umbrales, estados anímicos, historia personal.

wpid-dolorres-2013-02-19-15-26.jpg
20 feb 2013 Dentista…… intervencion quirúrgica en la zona de las encias para limpiar una placa bacteriana y posterior reajuste de la “camara” alveolar por su propio poder… demasiado carilla la jornada anestesia incluida y el proximo lunes segundo ataque dentista otra vez… y explicitamente dijo ojo con el tabaco…. mucha higiene y relajacion…. ya le apliqué el primer colutorio de agua de mar… luego seguirán los mismos que hasta hoy llevaba…. no sé era muy dificil tomar la decisión acertada… la infeccion pareodontal esta ya la tuve antes y se palió, ahora no lo entiendo de otra manera, gracias a los imanes del par biomagnetico… al volver la misma infeccion como si hubiera estado reservada para la ocasión la solución ahora ha sido usar la técnica clásica de raspado de la infección…. higiene máxima…
Bueno Yo ayer(mie20feb2013) y luego de estarme mas de una semana con tremendos dolores constantes de dia y de noche en la zona de la mandíbula y las encías ayer finalmete y motivado por vosotros… los que me sugeristeis una y otra vez que fuese para asegurarme que no estaba tras un proceso peligroso… para descartar posibles infecciones mayores….. pues fui al sacamuelas…. la verdad me atendió porque ya soy su cliente que la nueva recepcionista que no me conocía ya me quería dar la cita de urgencias para la semana próxima(una cita de urgencias en una semana????…. esto es otro asunto de las atrocidades que estoy viendo en esta nueva sociedad de sinvalores …. Pues se comprobaron y midieron las constantes, esto es lo bueno de mi dentista que por rutina te “mide” las conductividades electricas de los nervios, encias, etc. Bueno pues hubo dos radiografias, la enfermera se equivocó de lado y yo no me percaté así tuvimos dos placas…. nada anómalo, raices perfectas, dientes intactos(muela del juicio izda de abajo y molar) y de la cavidad bacteriana que era la causa de tanto jaleo no quedó nada pues le hicimos un raspado a la vieja usanza…. bueno como no tomo alcohol en lugar de wiki pusimos anestesia…. raspado para que sane y naturalmente ajuste mejor toda la forma de la encía… los canales bien también, raices, todo en orden… me costó una suma y nueva cita para el lunes hacer otras cosillas que se deterioraron en los últimos meses… Vale este fué el capítulo dentista….. un colofón de oro para mi periplo de autosanación.. la ayudita del final que yo no soy Hércules….. y así ayer ya sufrí lo peor ahora mucha higiene para ganar la cita del lunes…. ya siguen los colutorios e ingesta de mi aguamar y aplicaciones naturales de propóleo, infusiones de tomillo con stevia, enjuagues con agua oxigenada también(ya llevo un repuesto de agua oxigenada en el coche y en la ofi….)
CUERPO Y DOLOR

La vida de una persona pasa por su cuerpo. Este encarna la mente, las emociones, el espíritu, además de poseer su propia inteligencia, producto de millones de años de evolución, con maravillosos resultados por cierto. ??No hay individuo separado de su cuerpo vivo y es a través de él que se expresa y relaciona con el mundo. La respiración disminuida, la movilidad reducida por contracturas, dolor o enfermedad, las emociones limitadas por bloqueos personales o sociales obstaculizan la manifestación completa de la persona. ??Por ello, cuanto más integralmente se sienta el cuerpo, más plenamente se participa de la vida.

Sin embargo, en esta sociedad industrial, identificamos al cuerpo con una máquina, que debe trabajar 24 horas al día eficientemente, dirigido por la mente, hacia objetivos que la misma cultura le vende.

La actividad creativa y el placer, valores propios de una orientación humanista, están perdiéndose en favor de la productividad material. Así, el cuerpo se transforma en un enemigo que hay que acallar con pastillas, drogas o ejercicios agotadores para que siga rindiendo.

El otro cuerpo, el que como un todo refleja el alma, es una metáfora que sigue en espera de ser comprendida.

¿Cómo se traduce la alegoría del dolor? Generalmente, en aislamiento. En principio, del propio cuerpo. Su natural movilidad y energía se restringen, opacando así la vida entera. Se lo vivencia como un territorio de dolor o de insensibilidad cuando éste se atenúa.

El gozo, la diversión se comienzan a convertir cada vez más en extraños visitantes. Por ello, el doctor Alexander Lowen, creador de la Bioenergética, afirma que “ la sensación subjetiva de salud es un sentimiento de animación y deleite en el cuerpo, que aumenta en los momentos de alegría. ??Al encontrarnos en ese estado, nos sentimos hermanados con todas las criaturas vivientes y reconocemos nuestra unión con el mundo. El dolor, por el contrario, nos aísla y separa de los demás”.

COMPARTIENDO

Algunas personas, luego de proclamar su padecimiento por varios años ante familiares, amigos y profesionales, otras siempre en silencio, todas, se sienten incomprendidas, desesperanzadas, hartas de hartar a los demás con sus quejas y terminan aislándose, creyendo que son “raras”, que nadie más sufre como ellas.

Aquí, es cuando encontrar un profesional especializado o un grupo en que se trate su problemática es crucial, transformador.

Una actitud común que se observa es tratar al dolor como un enemigo contra el cual luchar, sólo para sentirse derrotado en cada intento.

Por ello, es necesario aprender a retomar el control del dolor, a través de respiración, relajación, masajes y movimientos simples que descontracturen, ya que el dolor contrae. Y, sobre todo, generar una actitud de “escucha”, de aceptación y aprendizaje en el proceso.

El dolor puede ser, aunque cueste reconocerlo al principio, un maestro, un guía hacia la comprensión de aspectos negados o inexplorados de cada uno. 

Hugo Mujica dice que “el dolor es generalmente la pérdida de aquello que ya no somos. Pero, como apertura a la posibilidad de ser aquello otro que no somos y necesita abrirse espacio en nosotros. El dolor tiene una capacidad y una función: el dolor ahonda y el amor expande”.

A veces, hay un regodeo en el sufrimiento otras un desconocimiento de otras posibilidades, pero generalmente existe un estancamiento que paraliza en una ciénaga oscura y densa. Es necesario liberar lo que produce dolor y abrirse a lo nuevo, confiando en los propios recursos y en la vida.

No se debe olvidar que el dolor fue (y es) considerado por muchos un castigo divino. Esta es otra actitud fácil de detectar. Una pauta cultural la avala.

Adán y Eva fueron arrojados del paraíso y condenados al dolor, luego de probar la fruta prohibida. ¿Un precio por ser humanos, capaces de conciencia, un castigo por saber? No debiera ser así. 

Quizás sea hora de aceptar el dolor como una alarma y aprender a vivir de otras maneras menos penosas y más creativas. Citando nuevamente a Hugo Mujica: “la vida como celebración de la vida, en su gratuidad y no en su funcionalidad”.

Se han recorrido aspectos físicos, emocionales, mentales y culturales, haciendo hincapié en la importancia de involucrar a todos en su tratamiento, con base en lo corporal como soporte.

Pero, como toda experiencia humana no se agota en explicaciones lineales o multicausales. Y quizás ni siquiera sea importante buscarlas.

¿Cómo te duele?. ¿Tiene forma?. ¿Se mueve o está fijo?. ¿Cómo aparece, se extiende, desaparece?. ¿Se conecta con otra parte del cuerpo?. ¿Qué lo hace surgir?. ¿Qué voz tiene?. ¿Qué te quiere decir?. Escuchá….

Un cuerpo se relaja. Respira rítmicamente desde el vientre. Afloja las mandíbulas. El corazón y la mente se aquietan y comunican. Algo se revela. Un dolor se atenúa.
de http://www.enplenitud.com/nuestro-cuerpo-territorio-de-dolor.html
Inhibidores del dolor
wpid-dolor-cronico-2013-02-19-15-26.jpg

Todos hemos tenido dolores de cabeza, articulares, y siempre nos vienen unos nombres a la cabeza en estas situaciones. Si efectivamente Aspirina, Gelocatil, Ibuprofeno. De los tres nombres dos son comerciales. En la aspirina el principio activo es el ácido acetilsalicílico y del gelocatil el Paracetamol. Todos ellos provienen de la misma familia, antiinflamatorios no estereoideos (AINE). Voy a desgranar uno a uno para que veáis como son.

Ácido acetilsalicílico

wpid-aspirina-2013-02-19-15-26.jpg
Ácido acetilsalicílico

El ácido acetilsalicílico se lleva usando desde tiempos inmemoriales ya en la antigüedad los egipcios utilizaban una infusión de corteza de sauce blanco que contenía nuestro principio activo como tratamiento para el dolor y la fiebre. Pero no fue hasta 1828 que se aisló y hasta 1897 que Felix Hoffman trabajando en la casa Bayer logró sintetizarlo con gran pureza.

El ácido acetilsalicílico tiene una muy baja solubilidad en Ph bajos, como el estomago y se absorbe en el intestino delgado al cabo de 1 o 2h de su ingesta.

Las prostaglandinas son sustancias que estimulan los centros nerviosos del dolor y intervienen en la respuesta inflamatoria, vasodilatación y plaquetas. Lo que hace el ácido acetilsalicílico y los AINE es inhibir la enzima que se encarga de la síntesis de prostaglandinas la COX-1 y COX-2 (Ciclooxigenasas) y así evitar que estas sustancias estimulen los centros de dolor y de aquí su actividad antiinflamatoria y anticoagulante al producierse la union irreversible de la COX de las plaquetas con el ácido acetilsalícilico.

wpid-COX-2_inhibited_by_Aspirin.png-2013-02-19-15-26.jpg
COX-2 inhibida por el ácido acetilsalicílico

wpid-25v6nSupl.H-13096227tab04.gif-2013-02-19-15-26.png

Paracetamol

wpid-2007012414110121Paracetamol-skeletal-2013-02-19-15-26.png
Paracetamol

A finales del siglo XIX se usaba la quinina como sustancia antipirética (sustancia que hace disminuir la fiebre) pero una escasez de quinina hizo plantearse la síntesis de nuevos principios activos y apareció la acetanilida, que tenía cierto potencial analgésico. En un estudio en profundidad se vio que la acetanilida producía una deformación de los glóbulos rojos que causaba incapacidad de un buen transporte de oxigeno y no fue hasta 1948 que se descubrió un metabolito derivado del la acetanilida, el paracetamol, que era el responsable de los efectos analgésicos de la acetanilida.

El mecanismo de acción es el mismo que el ácido acetilsalicílico inhibe la COX evitando así la producción de prostaglandinas. Una diferencia con el ácido acetilsalicílico y el ibuprofeno es que el paracetamol tiene muy poca actividad antiinflamatoria, esto se debe a que se cree que actúa sobre una variante de la COX, la COX-3 que no afecta a la síntesis de prostaglandinas encargadas de la vasodilatación, o inflamación.

El paracetamol presenta un problema, es que la dosis terapéutica esta muy cercana a la sobredosis. Hay que vigilar las dosis ya que el paracetamol es hepatotoxico y puede causar grandes daños en el hígado. Se aconseja no ingerir paracetamol cuando se está o se ha ingerido alcohol ya que el hígado está trabajando en la eliminación de dicho alcohol y se produce un aumento de la concentración de paracetamol en el hígado produciendo daños hepáticos.  

Ibuprofeno

wpid-ibuprofeno-2013-02-19-15-26.png
Ibuprofeno

El ibuprofeno fue sintetizado y patentado en 1960, o sea que de los tres es el más reciente. Presenta una serie de ventajas respecto a los dos anteriores, tiene los mismos efectos terapéuticos que los anteriores, antiinflamatorio y analgésico pero no afecta a la mucosa gástrica como lo puede hacer el acido acetilsalicílico y no presenta esa toxicidad elevada en el hígado como presenta el paracetamol y para tener una sobredosis ha de haber una ingesta muy elevada de comprimidos. Se absorbe por vía oral sin ningún tipo de problema y combinado con L-arginina se aumenta su velocidad de absorción. El mecanismo de acción es el mismo que los anteriores se inhibe la enzima COX en este caso el ibuprofeno inhibe la COX-1 y la COX-2 produciendose así el efecto analgésico y antiinflamatorio.

wpid-Cyclooxygenase-1_with_bound_ibuprofen_1EQG-2013-02-19-15-26.png
COX-1 inhibida por ibuprofeno

Actualmente se está trabajando en una nueva generación de AINE que solamente inhiban la COX-2 evitando la inhibición de la COX-1 ya que esta implicada en la generación de tejido gástrico y renal y con los actuales AINE esta función se ve afectada.

de http://gmnmaster.blogspot.com.es/2011/06/inhibidores-del-dolor.html

Nutrientes Naturales Anti-inflamatorios
La inflamación continua, muchas veces “silenciosa”,  y a largo plazo de las células y del tejido es considerado uno de los principales factores responsables en el proceso del envejecimiento y desarrollo de enfermedades degenerativas, incluido el cáncer. Aquí dos enzimas juegan un papel importante, las enzimas COX-1 y COX-2. La última más que la primera y involucrados directamente en el proceso del dolor y de la inflamación.

Estudios en laboratorio y experimentos han encontrado en la naturaleza componentes naturales que ayudan a inhibir las acciones de las enzimas COX-1 y en concreto el del COX-2, y esto es interesante en el campo de la nvestigación para retrasar el envejecimiento, proteger el cuerpo de la degeneración prematuro y de la aparición de enfermedades importantes.

wpid-nsaids-2013-02-19-15-26.jpg

A continuación hay cuarto componentes naturales encontrados en alimentos que pueden ayudar “controlar” y/o inhibir las enzimas COX-1,  y más el COX-2.

La cúrcuma, el polvo de color amarillo intenso que se encuentra en casi todos los platos de curry hecho en el mundo es un compuesto notable anti-inflamatorio y analgésico. Investigadores de la “Universidad de California” de San Diego (EE.UU.) experimentaron para ver si la curcumina puede suprimir la expresión COX-2 en células humanas de cáncer de colon .Después de la exposición de estas células con la curcumina, los investigadores encontraron que el compuesto no sólo inhibe el crecimiento celular, pero también reduce la expresión de COX-2 mRNA. Por lo tanto, la curcumina parece ser un seguro, natural inhibidor de la enzima COX-2 en los seres humanos demostrado una actividad anti-inflamatoria.

– Los ácidos grasos Omega-3, tales como las que se encuentran en el aceite de pescado azul, se han recomendado para la gestión de las enfermedades inflamatorias crónicas debido a su capacidad para alterar la producción de prostaglandina (producto de la acción de las enzima COX-1 y CoX-2) y ceder a cambios en los parámetros de ciertas enfermedades en pacientes con, por ejemplo, artritis reumatoide.

El Resveratrol, un fitoquímico derivado de piel de la uva, también abundante en los miembros del género Polygonum, es ampliamente utilizado en la medicina herbolaria tradicional china. Los efectos antiinflamatorios de resveratrol se describieron por primera vez en 1997 después de que se determinó su actividad principal como la inhibición de la COX-1. A continuación, un estudio dirigido por algunos de los mismos investigadores de “Cornell Medical College” en Nueva York (EE.UU) reveló la COX-2 efectos inhibitorios del resveratrol.

El té verde por sus flavonoides.
de http://saludeshealth.blogspot.com.es/2012/03/nutrientes-naturales-anti-inflamatorios.html

El Cuerpo del Dolor

Las contracciones energéticas generan severa disfunción física o emocional.
Por medio de nuestra experiencia en Medicina Oriental, hemos llegado a ver al ser humano como a un campo electromagnético que se puede llenar con estratos de energía innecesaria estancada. Esta energía le llamamos Carga Emocional Negativa/CEN.
Eckhart Tolle, el autor del libro The Power of Now (El Poder del Ahora), llama a estos estratos de energía acumulada, “Cuerpo del Dolor” (Pain-Body) y lo describe “como casi una entidad con su propia agenda” que se aloja en nosotros y usa a nuestro fuerza vital. Cuando esto sucede, las células de nuestro cuerpo que guardan el dolor físico o emocional del pasado, funcionan en un modelo de supervivencia que “no es real para nadie más excepto para la persona que lo mantiene”. Cuando hay dolores no resueltos, esto causa estancamiento de energía en algún lugar del campo electromagnético humano e impide el flujo de la fuerza vital. Con frecuencia esto ocurre en el órgano, la articulación o el músculo más relacionado con dicha área del campo energético.
Hemos observado también que la energía estancada literalmente parte y subdivide al campo electromagnético humano en compartimientos estancos sin posible comunicación entre ellos, creando un estado interno de fragmentación que genera en si mismo mucha incomodidad. Cuando los dolores del pasado no son transformados en forma consciente, si saberlo, estamos permitiendo que se acumulen mas estratos de CEN haciendo la situación todavía más difícil y compleja.
Por ejemplo: “te sientes enojado y frustrado contigo mismo después de lastimarte el tobillo cuando te apurabas tratando de llegar a tiempo a tu trabajo. Te enojas por no poner más atención a tu caminar y quizás te culpas diciéndote cosas como; Siempre estas atrasado. Te lo mereces por idiota!, siempre haces lo mismo!, te acuestas tarde y después no te puedes levantar a tiempo.”
Ahora no solo sientes el dolor físico que es real sino también le agregas el enojo, la culpa, el miedo, el juicio y la auto condenación. Así, este proceso puede seguir interminablemente!
Tapas Fleming, (acupunturita) en su libro “Puedes Curarte Ya”- dice que en el momento en que ocurre un trauma (físico, mental o emocional), podemos tener la sensación que la vida es insoportable y le decimos que NO a cualquier cosa que nos esté pasando.- Algunas variaciones son- “Esto no puede estar pasándome a mi”, o “porque a mí?”, o “Esto es demasiado para que yo lo soporte”, o “Si esto ocurre, no lo sobreviviré”- La implicación interna es -me encargare de esto mas tarde. Lo enfrentare cuando me sienta capaz o cuando no me sienta tan amenazado/a.
Generalmente, dejamos a un lado lo que no queremos enfrentar ahora y la energía del dolor irresuelto se queda con nosotros. Podemos tratar de distanciarnos de lo ocurrido pero la experiencia actual con la CEN está detenida e irresuelta en nuestro campo electromagnético. Otro modo de responder es el de negar que el trauma sucedió. “entre mi madre y yo todo está bien, no hay ningún problema”, o “fue una pavada, cosa de chicos”.
Sin embargo, cuanto más tratamos de mantener la CEN encerrada en el pasado más nos fragmentamos y mas tratamos de contactamos con ella.
Cuantas más situaciones de dolor o trauma se mantienen irresueltas en nosotros, mas limitaciones vamos a encontrar en nuestras vidas. Las contracciones energéticas sofocan y reducen la carga emocional positiva/CEP proveniente del cuerpo de luz. Esto resulta en severa disfunción física o emocional. La disparidad entre la CEP y el cuerpo del dolor es tal que las actividades naturales se afectan profundamente. Piensa por un momento en la cantidad de energía vital que lleva mantener esas cargas guardadas en las células todo el tiempo! Imagina por un momento como te sentirías transformándola y haciéndola disponible para simplemente vivir tu vida tal como se presenta, sintiéndote en paz, libre y saludable!
Cuando transformamos la información guardada en la memoria celular no borramos la memoria. Lo que se transforma es la carga que no se proceso en el momento en que el trauma o dolor ocurrió, dejando así que la energía vital de las células sea utilizarla en la sanación y transformación necesaria.
La ignorancia de si es causa fundamental del sufrimiento – El Buda
Desde muy jóvenes aprendimos a resistir nuestros sentimientos y emociones cosa que nos afecto en forma negativa emocional y físicamente. Lo hicimos porque no sabíamos lo que hacíamos y porque imitábamos a otros que creíamos que si sabían lo que hacían (nuestros padres, familiares, maestros, religiosos, programas de televisión, revistas, etc.) Cada vez que discriminamos un sentimiento estamos resistiendo su existencia. Así, tratamos de cambiarlo por algo que se parece mas a nuestro propia imagen de como las cosas deben de ser. Cuando resistimos nuestra vida en el presente y la existencia de los sentimientos presentes, no los podemos digerir y como consecuencia se quedan estancados energéticamente en nosotros esperando ser digeridos algún día.
Como la carga emocional negativa se guarda en nuestro sistema cuerpo-mente, creando al cuerpo del dolor (Pain-Body)
El cuerpo del dolor es la acumulación de sentimientos emocionales que fueron resistidos en el momento en que sucedieron. No nos permitimos sentirlos allí, y en muchos casos, ni siquiera hemos reconocido el hecho de que sucedieron. Quizás nos propusimos hacerlo alguna vez en el futuro cuando se mejoraran las condiciones en que nos encontrábamos y ese momento nunca llego. En consecuencia, nunca fueron digeridos o procesados. Para entenderlo con más claridad, obsérvalo como un proceso similar al que sucede cuando tenemos una indigestión: la comida se queda estancada y fermenta o pudre en el tracto digestivo, intoxicando la sangre y así a todo el organismo. La expulsión de esa materia toxica es necesaria para que la transformación del estado suceda y la salud sea re-establecida.
El cuerpo del dolor es un campo energético interno que actúa casi como una entidad separada que tiene su propio programación. Este campo energético de creencias y decisiones que hicimos respecto a nosotros mismos alguna vez en el pasado, controla nuestras reacciones cuando “algo nos mueve” o “alguien nos aprieta el botón” en el presente. A veces el evento que estimula al cuerpo del dolor en nosotros es una pequeñez y los otros no comprenden nuestra dramática y desproporcionada reacción. Este proceso se retroalimenta a si mismo produciendo mas negatividad en nuestros pensamientos, atrayendo así mas circunstancias negativas a nuestras experiencias.
Lo que nutre el cuerpo del dolor es la inconsciencia de si mismo
Debido a la falta de conciencia de nosotros mismos que habitualmente tenemos, no queremos tener nada que ver con el dolor. En realidad no sabemos como hacerlo. Todo lo que se nos enseño es a escapar de el y a pelear o acusar a otros cuando sucede. Ha habido hombres y mujeres en la historia de la humanidad que supieron como hacerlo. La crucifixión de Jesucristo fue uno de los tantos ejemplos de la transformación del dolor a través de aceptación total y profunda de lo que le sucedía. Después de perder todo lo que tiene valor en nuestra cultura, como popularidad, reconocimiento y lealtad, el fue apedreado, torturado, juzgado y crucificado como a un criminal más.
El cuerpo del dolor se puede transformar cuando la carga emocional estancada en el sistema es reconocida y sentida en toda su magnitud. En el entrenamiento del Proceso CMR- Cellular Memory Release, aprendemos a transformar al cuerpo del dolor, transformando la CEN creada por la resistencia y los sentimientos de separación, culpa, autocrítica negativa y la falta de perdón hacia nosotros mismos.

http://api.ning.com:80/files/rQmVwAIwN6Kjocqk9r*yLnT5HCeWNRj9Z0RRCIJVXEjitO6cp5iV3fj*hUY5koFw4-ZsjC*NjlKUCOJ-wVRjr8eFirBOp3m4/la_nueva_medicina.jpg

La Nueva Medicina de la Conciencia.

Somos la expresión de distintas energías interrelacionadas que se manifiestan en nuestro cuerpo humano y a su vez en nuestros distintos planos, como son el físico o el espiritual. Sobre cada uno de ellos, hay distintos factores que pueden influir. Por ejemplo en el plano físico puede ser nuestra alimentación, y en el plano espiritual podemos mencionar la forma en que nos relacionamos con nuestras emociones. El contenido que sigue a continuación se refiere a este punto y como ello se manifiesta en nuestra salud física.
Algunos dicen “no se ocupen del pasado que el pasado ya no existe”, pero el pasado está vivo, presente, a veces doloroso, en cada una de nuestras células. El problema del pasado es simplemente que haya pasado, que lo dejemos atrás como una estatua congelada. Pero al pasado hay que hacerlo presente vivo para transformar su historia, para leerlo en otro código, para interpretarlo en el código del amor, y, cuando interpretamos el pasado en el código del amor, nuestras heridas de la infancia se sanan. Y ahí nosotros somos los psicólogos, los psiquiatras, podemos sanar nuestra vida; todos estamos llenos de dolores, y a veces de dolores absurdos, que cargamos en la vida sin ni siquiera reconocer que existen.

La técnica respiratoria es muy importante, sobre todo la fase de pausa respiratoria, ¿por qué razón? Porque cuando tú respiras lentamente y haces una pausa en la inspiración, la energía del inconsciente y el subconsciente sale a flote, es decir se pregunta ¿que pasa aquí que no están respirando? En ese momento el inconsciente hace aflorar a la consciencia una parte a la que no habíamos tenido acceso, de la que éramos víctimas pero que no habíamos reconocido nunca en la vida, y en ese momento podemos dialogar con el subconsciente y podemos sacar nuestras heridas más profundas. Cuando hacemos eso podemos ir más lejos, así es como actuamos para la autosanación.

Yo puedo decirme, por ejemplo, ¿de dónde viene esta alergia?, si tengo una alergia y quiero librarme de ella. La alergia es algo que rechazo, un virus, una bacteria, un hongo, el frío, el calor, pero eso no es del todo cierto, eso es quedarnos muy cortos. No hay personas que sean alérgicas sólo al frío, las personas alérgicas al frío también tienen miedo a la soledad, tienen miedo al frío del alma, al frío en los sentimientos, a la frialdad del papá o de la mamá, al desafecto, es decir, el frío es simplemente un símbolo. Cuando yo soy alérgico a algo, hay algo que rechazo o que temo.

Entonces si quiero cambiar mi alergia, reconozco mi alergia. Si sé que no reconozco mi alergia porque me hace sentir vergüenza, entonces trabajo con la vergüenza: ¿qué cosas en la vida me evocan vergüenza? Luego experimento el sentimiento de la vergüenza y veo cómo experimento la vergüenza, a veces me pongo pálido y frío, otras veces me pongo rojo como un tomate, otras lo experimento como un vacío o como un hueco a nivel del plexo solar; la puedo experimentar de muchas maneras. Dónde y cómo experimento la alergia, me da una idea de la parte de mi energía que está comprometida. Vamos a ver otro sentimiento, el miedo, yo diría que la mitad de nuestros lumbagos son por miedo.

El miedo provoca más lumbago que todas las hernias discales, todos los problemas articulares, todos los problemas de columna, porque el temor hace que metamos, literalmente, el rabo entre las patas, cerramos el esfínter anal interno. A ese nivel hay un centro de energía muy importante y nos cerramos a la vida, contraemos toda la musculatura lumbo-sacra, esa parte queda mal irrigada y nos dan unos lumbagos terribles, y ese lumbago es el nombre clínico del miedo.

Si logro reconocer el núcleo del miedo, si logro observar mi cuerpo y veo que tengo los glúteos y toda esta parte contraída, si logro respirar hacia esa zona y liberar el sentimiento del miedo, y llamar al miedo y decirle “tú eres la mejor parte de mi mismo, cuando asciendes y te revelas eres mi prudencia, ya no eres miedo, sino que eres prudencia, eres parte de mi amor también”. Cuando yo, a través de la respiración, logro ascender esa energía del miedo, y logro transmutarla al altar del corazón, que es donde realmente nace el hombre que puede sanarse y puede sanar la vida, entonces desaparece el lumbago.

Mi resentimiento, mi odio, frecuentemente, está anclado en mis articulaciones. Yo estoy así totalmente rígido. A veces, con el puño apretado en la noche, inconscientemente, dispuesto a pegar y a agredir. Pues bien, ese dolor articular, es resentimiento congelado en esa parte del cuerpo.

Si logro experimentar ese dolor y asociarlo a mi sentimiento de ira y a mi resentimiento, y logro comprender que mi resentimiento es algo que se construye en el plexo solar, que bloquea la energía aquí y no permite a la energía acceder a mi corazón, ni a mi sistema inmune, puedo hacer mucho más que el reumatólogo, o puedo ayudarle mucho, para curar y sanar mi artritis, y yo soy responsable, no tengo que esperar que el reumatólogo me resuelva el problema.

La enfermedad es mi problema, no es el problema del médico, es mi responsabilidad, yo también tengo que ver con eso. La medicina no puede ser el arte de pasarle la pelota al médico, porque le pagamos.

La nueva medicina de la consciencia, es el arte de responsabilizarnos de nuestra vida, y de descubrir que realmente podemos hacer mucho por nuestra vida.

Frecuentemente, vemos que una persona con un cáncer ha tenido un shock, o una pérdida afectiva muy grande. Si una pérdida afectiva le produce un vacío existencial de tal dimensión que se vuelve un vacío de energía, y permite que las células degeneradas puedan invadirle, es porque estaba apegado, ese es el problema del apego que yo debo reconocer.

Si alguien se va y yo lo vivo desde el amor, desde el desapego, sé que su consciencia está conmigo, lo dejo partir, no lo amarro. Muchas veces, vemos a alguien al que se le muere el papá o la mamá pero no lo deja partir, eso es literalmente cierto, se queda con parte de su energía anclada al plexo solar. Esa anclada energética puede crear crisis de pánico, de hipertensión. Si nosotros logramos que la persona se sane, es su alma la que lo sana.

El sanador no lo hace por el paciente, yo como sanador soy un imán que le doy la carga que su alma necesita. Realmente, la sanación es rescatar la autonomía, la autogestión, y la libertad del otro para sanarse.

La verdadera sanación es darte las herramientas para que tú, desde tu consciencia, te sanes, no desde tu consciencia racional, sino desde tu sentimiento, desde tu amor, desde tu afecto.

Frecuentemente cuando uno está haciendo una sanación, ve que la persona, aunque no le haya dicho ni una palabra, empieza a llorar y a sacar su resentimiento, y luego siente una sensación de paz, que no es mi paz, es su paz, es la paz que también habita en la persona que está siendo sanada. La paz está ahí, ha estado siempre ahí, es parte de nuestra esencia, se trata simplemente de quitar todos aquellos apegos, aversiones, sentimientos, separatismos, toda aquella capa de ignorancia, para que la paz se revele tal cual es, y cuando la paz se revela, germina el amor, y cuando germina el amor la sanación es posible, aunque lo que tenga sea un cáncer, o un lupus.

Pero no te culpes si no lo logras, porque tú participas también en los problemas genéticos de la herencia, de la humanidad como grupo. Esto no es para creerse superman, uno puede ser muy orgulloso y decirse “estoy triste porque no me curé el cáncer”, eso no es un fracaso, el cáncer es un maestro, a veces aprendemos la lección en una ocasión, otras veces necesitamos diez oportunidades, y otras necesitamos cien vidas tal vez, pero lo importante es aprender la lección.

Uno no aprende medicina de un día para otro, hay lecciones supremamente complicadas y difíciles.

También nos diplomamos o nos especializamos en el alma; cuanto más grande sea el desafío, más grande es la oportunidad de crecimiento. Yo solo les he puesto un ejemplo de cómo podemos retomar nuestras emociones, identificar nuestras emociones, aceptarlas, no seguir huyendo de ellas, y así poder transmutarlas.

Pero una vez que sentimos la emoción, hay una pregunta fundamental ¿cuál es la lección que hay debajo de esta emoción negativa? ¿Cuál era el mensaje, qué me quería decir esta actitud y esta enfermedad? Cuando yo no digo NO, en la vida, termino resentido y con ira, pero la ira no es el problema, la ira me está diciendo que hay que aprender a reafirmarme diciendo NO.

La ira es la mejor estrategia de autoafirmación. Cuando yo manifiesto la ira y la transmuto, esa ira se vuelve sanadora, es lo mejor de mi fuerza, mi ira barre y limpia la casa y hace las cosas más rápidamente, ustedes han visto a un ama de casa que en su ira revolotea y el almuerzo está hecho a las diez de la mañana.

Yo sabía cuando mi mamá estaba iracunda, porque a las diez de la mañana mi casa estaba como un espejo. Es así, la ira es una forma de energía que se puede transmutar físicamente, pero el hecho de que la transmutemos físicamente, no resuelve la fuente de la ira, la fuente de la ira es la necesidad de autoafirmarse, y la necesidad de autoafirmarse es la necesidad de renunciar a la falsa complacencia.

Crecer espiritualmente no es decirle que sí a todo el mundo. El crecimiento espiritual no tiene nada que ver con la bobada, perdónenme la expresión, pero ser espiritual no es ser bobo, y ser tolerante no es ser bobo, la tolerancia no excluye la autoafirmación.

La autoafirmación es condición del crecimiento espiritual. Así que yo tengo que descubrir la lección, debajo del evento negativo, porque el evento negativo no es sino la apariencia, la sombra. Pero esa sombra cuando la quito abre una puerta luz, una lección que yo puedo aprender en mi vida.

Autor: Dr. Jorge Carvajal Posada

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s